Navigation und Service

Brindis del Presidente Federal, Christian Wulff, con ocasión del banquete de Estado ofrecido por la Presidenta de la República de Costa Rica, Excma. Sra. D.a Laura Chinchilla, el 3 de mayo de 2011en San José, Costa Rica

Bundespräsident Christian Wulff in Costa Rica San José, Costa Rica , 3. Mai 2011 © S. Kugler

Les agradezco muy cordialmente que se me haya brindado la oportunidad de conocer algo mejor su fascinante y singular país.

Nuestras relaciones bilaterales, basadas en la amistad y la confianza, tienen una tradición acrisolada a lo largo de la historia. Son muchas las cosas que nos unen.

Puede que sea una casualidad que las constituciones de nuestros dos países daten de un mismo año, a saber, de 1949, pero no lo es en absoluto el compromiso que asumimos desde entonces con la tradición democrática. Costa Rica y Alemania abogan por el fomento de las estructuras democráticas, el respeto de los principios rectores del Estado de Derecho y la defensa irrestricta de los derechos humanos. Estos valores nos convierten en socios naturales también en el plano internacional.

Nuestros dos países están unidos asimismo por el reconocimiento de la primacía del derecho internacional y la adhesión a la solución pacífica de tensiones y conflictos por medio del diálogo y la cooperación. Estos vínculos entre Costa Rica y Alemania fueron establecidos gracias a la labor de muchas personas en nuestros países: parlamentarios, diplomáticos, especialistas en derecho internacional, defensores de los derechos humanos y gran número de ciudadanos comprometidos. Quiero destacar en este contexto al antiguo Ministro Federal de Relaciones Exteriores Hans-Dietrich Genscher, que fue nombrado Ciudadano de Honor de Costa Rica por su gran empeño en pro de la paz y el desarrollo en Centroamérica.

La protección del medio ambiente y el clima constituye uno de los principales retos globales de nuestro siglo. Costa Rica se caracteriza por su gran riqueza natural en especies y ecosistemas. Los ambiciosos objetivos marcados por su país en materia de “Carbono Neutralidad”, el fomento de energías alternativas y la protección de los bosques tropicales lluviosos convierten a Costa Rica en modelo a seguir a escala internacional. También los alemanes damos gran importancia a estos temas fundamentales: compartimos con Costa Rica el compromiso con la conservación y la reforestación de los bosques y nos hemos planteado ambiciosos objetivos nacionales en materia de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

En el contexto de la cooperación económica me congratulo de la rúbrica del Acuerdo de Asociación entre la UE y Centroamérica el pasado mes de marzo. Costa Rica y Alemania respaldaron enérgicamente las negociaciones al respecto. El acuerdo contribuirá a propor­cionar nuevos impulsos a las relaciones comerciales y económicas entre las dos regiones.

Estamos unidos no sólo por valores compartidos e intereses económicos sino también por la relevancia que concedemos a la cultura, la ciencia y la educación. Me alegro mucho de que mi visita haya coincidido con la inauguración de la nueva cúpula del Teatro Nacional. Alemania contribuyó a la labor de restauración de la cúpula y a conservarla como destacado monumento arquitectónico de su país. Ha sido para mí un gran placer el haber asistido a la celebración en tan solemne marco.

Con motivo del vigésimo quinto aniversario del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD) en Centroamérica me reuniré mañana con los ex becarios de la región. El intercambio científico reviste gran importancia para la cooperación entre nuestros países y regiones. Celebramos que Costa Rica haya venido respaldando y contribuyendo con énfasis a la labor del DAAD a lo largo de veinticinco años.

En consonancia con el selecto acompañamiento musical de esta velada quiero expresar mi agradecimiento por la iniciativa de Costa Rica de impulsar el establecimiento de la Orquesta Juvenil Centroamericana. También este año la orquesta podrá contar con nuestro apoyo artístico y financiero. Es un obsequio musical para toda Centroamérica y contribuye a la integración regional.

Alzo mi copa para brindar a su salud, Señora Presidenta, y por su maravilloso país. Hago votos por que Alemania y Costa Rica sigan ampliando y profundizando aún más su exitosa cooperación de cara al futuro. Gracias por su hospitalidad.